lunes, 5 de enero de 2009

Já em casa...

Publicado por { * } en 13:14

Sim, já estamos em casa! E prometo que, assim que as coisas se acalmarem um pouco, volto aqui para contar tudo, "tim tim por tim tim"!

Mas o que sim posso dizer é que estamos muito felizes, contentos e vivendo um momento único em nossas vidas, testemunhando um milagre cada vez que olhamos para Júlia...

Enquanto isso, deixo um texto publicado no El País (Obrigada Gatito!) que, apesar de estar em castellano, vale muito dar uma olhada:

MANUEL VICENT
El tiempo

"El tiempo no existe. El tiempo sólo son las cosas que te pasan, por eso pasa tan deprisa cuando a uno ya no le pasa nada. Después de Reyes, un día notarás que la luz dorada de la tarde se demora en la pared de enfrente y apenas te des cuenta será primavera. Ajenos a ti en algunos valles florecerán los cerezos y en la ciudad habrá otros maniquíes en los escaparates. Una mañana radiante, camino del trabajo, puede que sientas una pulsión en la sangre cuando te cruces en la acera con un cuerpo juvenil que estalla por las costuras, y un atardecer con olor a paja quemada oirás que canta el cuclillo y a las fruterías habrán llegado las cerezas, las fresas y los melocotones y sin saber por qué ya será verano. De pronto te sorprenderás a ti mismo rodeado de niños cargando la sombrilla, el flotador y las sillas plegables en el coche para cumplir con el rito de olvidarte del jefe y de los compañeros de la oficina, pero el gran atasco de regreso a la ciudad será la señal de que las vacaciones han terminado y de la playa te llevarás el recuerdo de un sol que no podrás distinguir del sol del año pasado. El bronceado permanecerá un mes en tu piel y una tarde descubrirás que la pared de enfrente oscurece antes de hora. Enseguida volverán los anuncios de turrones, sonará el primer villancico y será otra vez Navidad. La monotonía hace que los días resbalen sobre la vida a una velocidad increíble sin dejar una huella. Los inviernos de la niñez, los veranos de la adolescencia eran largos e intensos porque cada día había sensaciones nuevas y con ellas te abrías camino en la vida cuesta arriba contra el tiempo. En forma de miedo o de aventura estrenabas el mundo cada mañana al levantarte de la cama. No existe otro remedio conocido para que el tiempo discurra muy despacio sin resbalar sobre la memoria que vivir a cualquier edad pasiones nuevas, experiencias excitantes, cambios imprevistos en la rutina diaria. Lo mejor que uno puede desear para el año nuevo son felices sobresaltos, maravillosas alarmas, sueños imposibles, deseos inconfesables, venenos no del todo mortales y cualquier embrollo imaginario en noches suaves, de forma que la costumbre no te someta a una vida anodina. Que te pasen cosas distintas, como cuando uno era niño."

2 comentarios on "Já em casa..."

.:Då§:.:Rø§å§:. on 6 de enero de 2009, 0:19 dijo...

Feliz Ano Novo!
Que ele venha carregado de "vida", em seu sentido pleno da palavra!
Que Deus, através do nascimento da Júlia, lhes cubram de bençãos!
Parabéns publicado atrasado, porém dito em prece e em pensamento dia 19/12.
Um beijo nessa nova família!

Manu.elgato on 7 de enero de 2009, 23:00 dijo...

Bueno, vosotros no os podeis quejar, los Reyes Magos han sido generosos y os han dejado el milagro de la vida. Seguro que lo estais disfrutando en cada gesto de esa pequeña Julia.

Me llena de satisfacción que, ese texto de Vicent, te gustara tanto como para colocarlo en este tu blog. Obrigado por tenerme en tu lista. Beijos!!!

 

Júlia... Copyright © 2009 Paper Girl is Designed by Ipietoon Sponsored by Online Business Journal